¡Comunícate HOY MISMO!

La prospección es la herramienta principal de cualquier negocio. Sin ella, las oportunidades de difusión y crecimiento son nulas. Esta tarea es tan importante para mejorar la economía de las empresas durante las Expos, ya que si no se hace un estudio previo de los potenciales clientes que asistirán al evento, entonces nuestra agenda de clientela no será beneficiada.

 

La prospección consiste en identificar clientes cuyas expectativas sean afines a los servicios o productos que brinda la empresa; esta herramienta se divide en tres tipos de potenciales clientes que deben ser identificados por la compañía.

 

 Interés: De nada sirve brindar grandes promociones a un público que en primera instancia no tiene ningún interés por tu producto o servicio, puede que sí lo adquiera al ver tus ofertas, pero lo más probable es que será solamente una vez. Tú prioridad debe ser generar clientes que se queden.

 

 Necesidad: A veces no es interés lo que motiva a que una persona compre; cuando el producto o servicio es una necesidad, ese individuo ya ha decidido adquirirlo, tu tarea consiste en que se vaya contigo y no con la competencia. Es vital identificar a esos prospectos que realmente tienen necesidad de lo que ofreces, será mucho más fácil que se queden contigo.

 

 Mejorar: Son prospectos que están abandonando la competencia porque ésta no cumple con sus expectativas, para lograr captar su interés, hay que estar siempre al tanto de los movimientos de la competencia, así no caerás en sus errores y te convertirás en la opción más ideal para el nuevo cliente.

 

Compartir en:  
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin